Marketing

Los beneficios del email marketing

¿Has oído hablar del email marketing? Aunque no lo creas, es una de las herramientas más pontentes para conseguir suscriptores y, por consiguiente, aumentar tus ventas.

Digo que “parece mentira” porque lo primero que uno piensa, al menos yo lo pensé en su día, es que desde que están las redes sociales enviar emails ya no tiene sentido.

Pero si te paras a pensar cómo trabaja cada herramienta, caerás rápidamente en la verdadera utilidad del email marketing.

Piénsalo, como usuario de Twitter, por ejemplo, personalmente me gusta revisar la red social de manera rápida, para ver noticias, interactuar, compartir opiniones. Pero si alguien me ofrece un servicio o me quiere vender un producto, para que acepte verlo (que no adquirirlo), tiene que suceder lo siguiente:

  1. Coincidir que en ese momento estoy consultando Twitter
  2. Que me llame la atención como para que decida leer el Tweet
  3. Que me anime lo suficiente como para entrar a su web para saber más sobre lo que me están ofreciendo

¿Qué probabilidades hay de que se cumplan los tres puntos? Pocas.

Algo parecido me pasaría con Facebook, aunque esa red social la utilizo más para compartir noticias y eventos entre mis familiares y amigos, por lo que, particularmente, si me ofrecen un servicio vía Facebook me suelo fijar muy poco. Además, es una red social a la que me conecto como máximo un par de veces al día, por lo que si no coincide que me estén ofreciendo el servicio o producto en horas cercanas a mi conexión, es más que probable que ni lo vea.

En cambio, ¿qué pasa con los emails?

  1. Quien se apunta a tu lista es porque le interesa lo que le ofreces (de repente ya tienes un cliente potencial).
  2. Los emails suelen consultarse varias veces al día. Y si se trabaja desde una oficina, se convierte casi en una tarea constante.
  3. Si tu cliente potencial sólo consulta el correo una vez al día, tu email va a estar ahí esperándole, al contrario de lo que pasa en las redes sociales, que se pierde en la inmensidad del time line.
  4. Vía email el suscriptor está recibiendo información sobre productos y servicios de algo que está realmente interesado, motivo por el cual te dio su permiso (se suscribió a tu lista).

Ahora dime, ¿sigues pensando que las redes sociales son mejores que el envío de emails para vender tus productos o servicios? ;)

Pues aquí viene lo mejor, tenemos un curso donde te enseño cómo trabajar con una de las mejores herramientas de email marketing del mercado: MailChimp.

Si quieres profundizar más en el tema apúntate al Curso MailChimp y saca el máximo provecho a tus newsletters.