WordPress

Diferencias entre Categorías y Etiquetas

¿Te has preguntado nunca  para qué sirven las categorías o las etiquetas de un blog? O simplemente, ¿Qué diferencias hay entre las categorías y las etiquetas de un blog?

Pues bien, te adelanto que no estás solo en esas dudas ‘existenciales’. Sin ir más lejos, yo misma las tuve con mi primer blog.

Para entender las diferencias entre las categorías y las etiquetas de un blog, lo primero es tener claro para qué se suelen utilizar cada una de ellas.

¿Qué son las categorías?

Imagina que tienes pensado crear un blog de cocina en el cual quieres hablar de un montón de temas. Supongamos que quieres hablar de recetas, productos de temporada,  utensilios de cocina e incluso de entrevistas a cocineros de diferentes restaurantes.

Pues bien, como categorías dentro del blog tendríamos precisamente todo lo del párrafo anterior: Recetas, Productos de temporadas, Utensilios de cocina y Entrevistas.

No entraría dentro de categoría aquellos temas de los que sólo fueses a hablar en muy contadas ocasiones. Por ejemplo, si sólo vas a hablar en una ocasión de las propiedades del perejil, no tiene sentido que crees una categoría “Propiedades del perejil”. Tendría más sentido englobarlo en una nueva categoría llamada “Propiedades de los alimentos”, siempre y cuando tuvieses pensado hablar a menudo sobre ese tema.

Además de categorías principales también puedes tener subcategorías. En la categoría principal “Recetas” puedes anidar las subcategorías “Entrante”, “Primeros platos”, “Segundos platos” y “Postres”.

Como nota final comentar que, aunque no existe una limitación, no es recomendable tener más de 8 o 10 categorías (incluidas las subcategorías).

¿Qué son las etiquetas?

Supongamos que en una entrada hablas sobre una receta para hacer una paella en un robot de cocina. Pues bien, lo normal sería que estuviese dentro de la categoría “Recetas” y puede que dentro de la subcategoría “Primeros platos”, ¿no?

Pero si un usuario de tu blog está buscando “recetas para hacer con un robot de cocina”, le resultaría muy difícil dar con esa receta en concreto, sobretodo porque al igual hace un año que hablaste de ella y ya no está en las primeras posiciones de tu blog.

Pues bien, aquí es donde entran en juego las etiquetas. Para esa entrada en concreto podrías utilizar las etiquetas “Robot de cocina”, “Paella” y  “Arroz”.

De esta manera, el usuario que quiera ver todas las veces que has hablado sobre el robot de cocina, sólo le hace falta hacer clic en la etiqueta “Robot de cocina” y le aparecerán todas las entradas: una entrada hablando en detalle sólo sobre el robot de cocina (categoría “Utensilios de cocina”), otra entrada hablando sobre una receta donde se utiliza el robot de cocina (categoría “Recetas”), etc.

Y lo mismo pasa con la etiqueta “Arroz” o “Paella”. Cuando el usuario haga clic en alguna de esas etiquetas, le saldrá un listado de todas las entradas donde se han hablado sobre esos temas.

En resumen…

Se puede decir que las categorías son las secciones principales de un blog y las etiquetas se utilizan para describir lo que incluye una entrada (post) con más detalle.

Y dado que el objetivo principal de las categorías es ayudar a tus usuarios a navegar por tu blog, es muy importante que las tengas bien definidas, de tal manera que todas tus entradas tengan cabida en alguna de ellas.

Y tú ¿qué uso les das a las categorías y etiquetas? Anímate a dejarme un comentario o incluso tus dudas sobre el tema. ¿Te ha gustado esta entrada? ¡anímate a compartirla! :)