6 puntos a tener en cuenta para escoger un buen hosting

¿Te suenan algunos de estos problemas?

  • «La web me va lenta y ya no se qué más hacer»
  • «No me entero con toda la parte técnica del hosting y mi proveedor no me ayuda»
  • «Me gustaría poder centrarme en mi proyecto y no perder tanto tiempo con estos temas»
  • «Necesito que mi hosting crezca conmigo conmigo y no tener que estar cambiado de proveedor cada vez»…

El hosting es una de las partes no tan bonitas de tener una web, pero es indispensable y todos tenemos que trabajar con algún proveedor, por lo que quiero ayudarte a que la elección de este proveedor sea lo menos dolorosa posible y que hasta que te sorprendas de lo fácil que es cambiar.

Qué es un hosting

Un hosting o alojamiento web es una porción de un disco duro donde poder guardar datos. Ese disco duro está en los ordenadores (servidores) de una empresa y siempre están “encendidos” para que puedas acceder cuando quieras a través de internet, a todos los datos que hayas guardado.

En esas porciones de disco duro es donde vas a alojar toda tu web, tanto el “programa” que lo va a crear (por ejemplo WordPress), como todo el contenido de la misma (fotos, textos,…).

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de elegir un buen hosting?

1. Espacio de almacenamiento

Para que te hagas una idea del espacio que puedes llegar a necesitar, una web de servicios como la mía ocupa poco más de 100MB. Si contamos con que me gusta guardar 2-3 copias de seguridad en el propio hosting, al final necesito entre 300 y 400MB de almacenamiento web.

Eso si, si eres de los que no optimiza las imágenes (si no sabes hacerlo puedes ver este post sobre cómo optimizar imágenes para la web), además de que tu web va a tardar más en cargar (algo que no le gusta nada a Google), te puedes ir a los 300MB de espacio (900MB con dos copias de seguridad).

En el caso de que tengas una tienda online y prevés que vas a tener muchos artículos, puedes llegar a necesitar 1GB de espacio para empezar (tiendas con unos 400 artículos ya pueden ocupar perfectamente ese espacio). Y si haces un par de copias de seguridad como mínimo, ya te vas a los 3GB, así que en este caso sí que te recomiendo que vigiles con el espacio que te ofrece el hosting.

2. Número de cuentas de correo

Lo mínimo que ofrecen las empresas de hosting suele ser 5-10 cuentas de correo con el nombre de tu dominio. En general es más que suficiente, a no ser que necesites muchas cuentas de correo (departamento de compras, el de marketing, el de RRHH,…).

3. Transferencia de datos

Este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar el hosting, según el número de visitas que tengas.

La transferencia de datos es la cantidad de datos (textos, imágenes, menús…) que envía o recibe el Servidor del hosting a lo largo de un mes y se suele medir en Gb (Gigabytes).

Para que nos entendamos, cada vez que alguien accede a tu web, le está pidiendo al servidor que le envíe esa página concreta hacia su navegador (imágenes, menús, textos…). El servidor envía estos datos y su navegador los recibe. Eso se considera una transferencia de datos. Por lo que si esa página tiene muchas fotos, en esa transferencia se consumirán más datos. Además piensa que cada vez que cambias de página o interactúas con algún elemento de la web (por ejemplo, al enviar los datos de un formulario), se está produciendo una transferencia de datos.

Es importante que sepas que cuando te pasas del límite mensual que te ofrece el hosting, normalmente la web se bloquea y no se puede acceder a ella hasta el mes siguiente, cuando se reinicia el contador de transferencia de datos. Por lo que es un punto a tener muy en cuenta.

4. Bases de datos necesarias

En una web la información se almacena de manera diferente según del tipo que sea. Por ejemplo, los archivos multimedia (fotos, audios y vídeos) se almacenan directamente en una carpeta del hosting, pero los textos, configuraciones, datos de usuario,… se almacenan en una base de datos, que son como las tablas de una hoja de cálculo, donde la información de guarda de forma organizada para que sea fácil de localizar.

Las webs hechas con WordPress sólo necesitan una base de datos para funcionar, por lo que si el hosting ofrece más eso te permitirá tener más de una web en el mismo hosting.

5. Instalación en 1 clic

Algo en lo que tienes que fijarte es si el hosting ofrece el servicio de instalación en 1 clic. Este servicio te posibilita instalar un WordPress en apenas 1 minuto y sin necesidad de conocimientos técnicos. Así que es algo a tener muy en cuenta a la hora de elegir un hosting.

6. Servicio técnico

Si la empresa de servicio de alojamiento tiene a disposición de sus clientes un teléfono de pago, tipo 902 (en España), huye de ellos. Si dan un buen servicio no deberían querer cobrarte cada vez que necesites su ayuda, porque lo que yo los suelo descartar sin pensarlo.

Además algunos disponen de chat online para una rápida respuesta de tus dudas, a mi me encanta, es muy cómodo y sin apenas esperas.

¿Qué hosting recomiendo?

SiteGround es el hosting que yo utilizo y el que recomiendo a todos mis clientes.

  1. El plan más económico ya dispone de 10GB de espacio de almacenamiento.
  2. No tiene límite de creación de correos electrónicos.
  3. Su plan más sencillo está pensando para webs con 10.000 visitas/mes.
  4. Dependiendo del plan podrás instalar más de una web en tu hosting, porque disponen de espacio para bases de datos ilimitadas.
  5. Ofrece instalación en un clic de WordPress y otros servicios (Joomla, Magento, PrestaShop,…).
  6. El servicio técnico es en castellano, disponen de chat y teléfono completamente gratuitos y son muy rápidos.

Y si esto fuera poco, si ya tienes web en otro hosting ellos te hacen la migración completamente gratis. Por lo que si estas descontento con tu hosting actual y quieres dejar de perder el tiempo y centrarte en lo que realmente importa, entra en su web y habla directamente con ellos, te ayudarán en todo lo que necesites. :)